Hackers, o los Tío la Vara 2.0

Papá, yo de mayor quiero ser hacker. Estoy seguro de que cualquier día va a ser lo que escuche de labios de mi hija a tenor de lo que estamos viviendo últimamente.
Hace ya un tiempo, el monstruo olfateador de eventos con música también conocido como la SGAE, vio temblar su página durante algunos días ante el aplauso general de un pueblo cansado de ver que muchos se llenan los bolsillos a costa del sudor del prójimo.


¿Y quiénes fueron capaces, cual robin hood del siglo XXI de meter mano a esos poderosos? Sí, justo los que estás pensado, los hackers.
Unas semanas después hemos conocido al Che Guevara de los tiempos modernos, a Julián Assange, que junto a su web Wikileaks está haciendo temblar a los poderosos pese a que los cables revelados se rieguen como las miguitas del cuento Hansel y Gretel, dándonos a todos la sensación de que se guarda el pan como salvoconducto.
Y en esas andaban VisaMastercard y otras empresas sucumbiendo a las presiones y bloqueando las donaciones a Wikileaks, cuando nuevamente han aparecido ellos, los discípulos del Tío la Vara, pero en versión 2.0. Los justicieros de la nueva época que cambian la vara por el ratón y que sin necesidad de ver los molinos para arremeter contra ellos, son capaces de parar sus aspas.

Me producen admiración y miedo casi a partes iguales. Si una empresa como Visa es avisada de que van a hackearlos y no es capaz de evitarlo, ¿cómo sabemos que mañana no podrán ponerse de acuerdo y atacar algo que pueda afectarnos directamente?
Celebro que se defienda a Wikileaks, pero me quedo con el Tío la Vara. A él al menos se le veía venir cuando impartía justicia.

(Escrito el 11/12/2010)

5 Comentarios

  • Jodo,ahora vengo de denunciar una estafa con mi VISA de 3.90 euros,no es la pasta si no la cara de tonto que se te queda.Goloviarte

    • Hola Goyo. Pues ya has tenido suerte, porque una estafa de 3,9 euros casi que no es ni estafa :-) ))

  • Los de la vara nos varearon 3.000 €. Y porque los paramos a tiempo. Ni os cuento la de pegas para recuperar la pasta. Pero al final volvió a casa.

    El problema de la seguridad informática es que suele ir por detrás.

  • Aunque sea generalizado su uso, odio cuando la gente habla de hacker queriendo decir cracker.

    En realidad un hacker no es más que un entusiasta de la seguridad informática, pero sin hacer nada ilegal. Es el cracker el que usa sus habilidades para delinquir.

    No me tomes por pedante, pero es que me parece un término precioso que está ligado a conceptos tan bonitos como el entusiasmo y la superación. Y temo que a este paso lo vamos a perder.

    • Anotado queda. Desconocía esa diferencia, así que genial haber aprendido algo nuevo hoy. Un abrazo.

¿Tienes algo que decir? Adelante, dilo